Saltar al contenido
TodoVintageyRetro

Neveras vintage y retro

Aunque parezca contradictorio, uno de los electrodomésticos que más se compra en las cocinas modernas son las neveras vintage o de estilo retro. Y es que es un elemento que combina perfectamente con el resto y aporta un toque diferente, único y especial a esta estancia. Por ese motivo, te hemos preparado un catálogo con los más bonitos y baratos frigoríficos vintage:

Ver más neveras vintage

Por qué comprar una nevera retro o vintage

Un frigorífico vintage hará que tengas mucho estilo. Es lo único que necesitabas para dar esa pincelada especial a tu negocio, oficina u hogar. Una nevera de estilo vintage será una fuente de inspiración y además dejará a todo el mundo sorprendido.

Además existen en muchos tamaños, desde los casi dos metros de alto, pasando por las mini neveras vintage (mucho más baratas) que sirven para enfriar unas pocas latas de bebida. Es decir, las hay para todos los gustos y necesidades.

Los frigoríficos retro combinan con cualquier decoración, ya sea moderna o rústica. En Todovintageyretro.com somos grandes apasionados de este tipo de neveras, por este motivo, en nuestra página web hallarás solamente frigoríficos de estética vintage, retro, hipster, antigua, de los años cincuenta, sesenta o… como quieras llamarles. J

Las mejores neveras estilo vintage

Nuestros frigoríficos vintage te encantarán, tanto si lo que quieres es utilizarlos en una excursión al campo, para ir a la playa o si solo los quieres para tener un pequeño y elegante mueble bar en tu hogar o como un objeto de decoración, ya que son muy prácticos y su diseño es una maravilla.

Nuestros frigoríficos vintage te encantarán, tanto si lo que quieres es utilizarlos en una excursión al campo, para ir a la playa o si solo los quieres para tener un pequeño y elegante mueble bar en tu hogar o como un objeto de decoración, ya que son muy prácticos y su diseño es una maravilla.

Frigoríficos vintage baratos

En nuestra web te mostramos un extenso catálogo de ofertas de las neveras vintage más baratas que vas a encontrar en Internet. Encuentra la que sea más barata y disfruta de las garantías de compra y devolución que te ofrece Amazon.

Puedes elegir el envío gratuito a todo el país. Los precios de nuestra tienda online están actualizados al 100%, de este modo podrás encontrar un frigorífico vintage económico a un precio muy competitivo. Tenemos neveras que cumplen rigurosamente todos los controles de calidad.

Si quieres que tu frigorífico tenga un aire vintage (aunque sea una nevera de las de toda la vida) también lo puedes conseguir a un precio muy competitivo con complementos y accesorios. Decora tu nevera de siempre con originales detalles vintage.

¿Qué nevera vintage debo comprar?

Afortunadamente, existen muchos modelos con diferentes características. De este modo podrás comprar una nevera vintage que se adapte exactamente a lo que necesitas. Veamos las características de estos electrodomésticos:

Capacidad

Puedes elegir una de mayor o menor capacidad, dependiendo de las personas que la vayan a utilizar. En nuestra tienda online vas a hallar modelos de frigoríficos vintage de grandes dimensiones que podrás utilizar como la nevera principal para toda tu familia.

También te podemos ofrecer neveras de tamaño mediano que son ideales para pisos en los que viva una pareja o una persona soltera e incluso para la oficina.

Y, para terminar, disponemos de un gran abanico de frigoríficos vintage de tamaño pequeño que podrás poner en cualquier lugar y transportar fácilmente.

También tenemos mini neveras vintage portátiles para latas, que son muy cómodas para llevar en el coche. En nuestra tienda online de neveras retro encontrarás frigoríficos de todos los tamaños.

Marca

En nuestra tienda online vas a encontrar marcas de confianza para que aciertes en la compra online de tu nevera de los años cincuenta. Disponemos de las siguientes marcas: Wolkenstein, Smeg, Klarstein e incluso Coca-Cola.

Todas estas marcas conjugan el estilo retro con la potencia frigorífica. El resultado de ello es una selección de las ofertas más interesantes en relación calidad-precio que puedes comprar en un instante.

Distribución y compartimentos

Es importante que te fijes en el número de estantes que tiene la heladera en su interior, también debes prestar atención en las repisas de la puerta o el cajón de las verduras y frutas.

Fíjate también en si las repisas se pueden regular o si consta de sujeción para las botellas. Hay otro aspecto de debes tener en cuenta y es el número de puertas que tiene.

Pero estate tranquil@, porque en los modelos que encontrarás en nuestra tienda online podrás ver su interior y así vas a saber perfectamente lo que estás adquiriendo. Tenemos neveras con todas las características y a unos precios increíbles.

Sin o con congelador

Una nevera con congelador es algo muy importante a la hora de adquirir un frigorífico. El congelador no solo hará que se mantengan los alimentos congelados, sino que los podrás congelar directamente. De este modo, podrás hacer cubitos de hielo y también congelar los tuppers de tu madre o abuela.

Consumo

Los frigoríficos son electrodomésticos que están pensados para que estén siempre en funcionamiento, por lo tanto, es esencial que dispongan de una certificación energética correcta o si no vas a pagar más en la factura de la electricidad.

Piensa que aunque sean frigoríficos retro, se da mucha importancia al tema del consumo. Puedes dar un vistazo a nuestra página web y vas a encontrar frigoríficos de bajo consumo y con eficiencia energética A, A+, A++.

Compra tu frigorífico vintage online ahora mismo

Un frigorífico vintage no es solo un electrodoméstico, sino que es el detalle que hace que cualquier estancia sea única. Somos grandes entusiastas del estilo retro y por este motivo queremos ayudarte a encontrar el mejor frigorífico vintage para comprar online.

En nuestra web te ofrecemos frigoríficos de estilo vintage, de bajo consumo y que enfrían perfectamente. Puedes escoger entre las distintas marcas que tenemos en nuestro catálogo online. Mira nuestra web y entusiásmate con nuestras neveras vintage de estilo americano de los años cincuenta y sesenta.

¿Qué diferencia hay entre las neveras vintage y las neveras tradicionales?

El diseño de los frigoríficos vintage se basa en la estética de los años 50 y 60 americanos. Sus colores son más llamativos y sus bordes más redondeados. Por esta razón, en Europa no es fácil encontrar fabricantes que pongan a la venta este tipo de neveras.

Nosotros te vamos a mostrar los mejores frigoríficos vintage, pero la última palabra la tienes tú, ya que va a depender del tipo de nevera que estés buscando, el precio que quieras pagar por ella o el espacio que tengas en tu cocina.

Neveras vintage y retro para negocios

Estos preciosos refrigeradores no solo sirven para los hogares, todo lo contrario. Existen más neveras retro en negocios y oficinas de lo que te imaginas.

Desde bares y restaurantes, casas rurales, oficinas, despachos, agencias de arquitectos, ingenieros, etc… Cada vez es más habitual ver un frigorífico inspirado en el estilo americano de mitad del siglo pasado en un negocio o comercio.

Historia de la nevera y el congelador

Durante miles de años el hombre advirtió las propiedades del frío para conservar los alimentos; se sabía que retardaba o evitaba su descomposición, que prolongaba su uso. Pero aquel conocimiento teórico no tenía posibilidad de plasmarse en algo práctico, el hombre se veía incapaz de ser consecuente con aquel conocimiento: no existía tecnología capaz de convertir la idea en cosa.

Origen de la nevera y el congelador

En la antigüedad, a lo máximo que se llegó fue a enterrar víveres y vitualla en pozos de nieve, en cuevas o en los llamados vasii nivarii romanos, es decir: vasos de nieve que conservaban durante algún tiempo alimentos perecederos. El uso romano ya había sido descubierto un milenio antes.

Se sabe que el primer uso del hielo y de los procedimientos de conservación en frñio congelación con fin similar al del congelador actual se dio en la vieja ciudad caldea de Ur, hace cuatro mil años, donde existía una serie de pozos de hielo para la conservación de alimentos en un clima como el del Irak actual.

De estos pueblos aprendieron los griegos a degustar el hielo en forma de helados, e introdujeron el uso de pozos de nieve, cuya vida prolongaban recubriendo con gruesas capas de paja los agujeros practicados en la parte trasera de sus casas.

Alejandro Magno ordenó a sus cocineros que aprendieran y retuvieran luego las técnicas de elaboración de helados y conservación del hielo. Los egipcios no utilizaron aquel procedimiento, a pesar de que los reposteros del faraón conocían las técnicas del helado, manjar y golosina muy apetecidos.

Se sabe que el hielo era utilizado en la China del siglo IV, cuyos emperadores almacenaban miles de barras que troceaban para hacer sus deliciosos sorbetes y helados. Siglos antes, como hemos dicho, los romanos hacían acopio de hielo y nieve que introducían en vasos nivarios.

Sin embargo, en ningún caso recurrió el mundo antiguo a procedimientos extraordinarios para reproducir los efectos del hielo. Uno de los primeros experimentos en este campo parece que fue llevado a cabo por un científico inglés del siglo XVII, Francis Bacon, que intentó congelar un pollo rellenándolo de nieve que iba remplazando según se derretía, pero no consiguió lo que se proponía, sino tan sólo coger un resfriado del que murió a los pocos días.

Más tarde, en 1755 el escocés William Cullen obtuvo algo de hielo utilizando vapor de agua, aplicado todo su experimento a las técnicas del vacío. El proceso de congelación se aceleraba añadiendo ácido sulfúrico.

Pero era un mero experimento de laboratorio cuyos resultados no encontraban aplicación práctica.

Quién inventó el frigorífico y el congelador

Fue en el siglo XIX cuando los hermanos Edmundo y Fernando Carré y su máquina para refrigerar dieron con la fórmula de la congelación y la patentaron en 1859: consistía en un aparato productor de frío por absorción.

Los avances en la industria de la congelación no deben olvidar al médico norteamericano John Gorrie, que en 1844 creó una máquina frigorífica por aire utilizando el principio de la expansión de este elemento, principio conocido ya en el siglo XVIII.

Gorrie, que ejercía su profesión en Florida, quería aliviar el agobiante calor a sus enfermos, acción humanitaria que le costó cara, ya que cierta sociedad protestante le acusó de haber querido competir con Dios en lo de hacer hielo a su antojo.

Un paso más hacia el descubrimiento del congelador lo dio en 1872 el norteamericano David Boyle utilizando amoniaco en el proceso del frío por compresor. Su sistema fue perfeccionado por el alemán Karl von Linde y su famosa máquina enfriadora en 1876, el mismo año que el físico suizo Raul Pictet realizaba en Londres congelaciones de pistas de patinaje sobre hielo artificial para los primeros juegos de esa naturaleza en la historia.

Tras la Primera Guerra Mundial, Clarence Birdseye, que había viajado por el norte de Estados Unidos y la península del Labrador descubrió que la clave de la preservación de alimentos perecederos como la carne o el pescado estaba en la congelación rápida.

De vuelta en Londres hacia 1923 experimentó con carne de conejo en su cocina y más tarde en una planta de refrigeración de Nueva Jersey.

Su método era comprimir los alimentos empaquetados entre placas congeladoras, sistema que todavía se ha utilizado en fechas muy recientes, aunque hoy se utiliza la congelación por ráfagas en túneles de viento.

Tras el éxito del sistema de congelación de Clarence Birdseye apareció el congelador doméstico, y con ello la posibilidad de conservación de alimentos a escala doméstica. Los primeros alimentos congelados se vendían ya en 1930 en la ciudad norteamericana de Springfield.

Su inventor, que moriría en 1956, parece que tenía un gran sentido del humor, pues al redactar su testamento dijo a su abogado, amigo y notario: “Espero no dejarles a todos fríos, John”.

Somos más que una tienda online de neveras vintage

¿Te imaginas en una tarde soleada de verano mientras sacas una cerveza o un refresco de un frigorífico como los de las películas de los años sesenta? Y, no es por nada, incluso parece que refrescan más y quitan mejor la sed que los frigoríficos más modernos.

Si te gustan los frigoríficos vintage, y quieres adquirir uno para decorar tu cocina o negocio, presta atención. Las neveras y mini neveras vintage de estilo retro se caracterizan por su preciosa forma con cantos y líneas redondeadas. Nada que ver con las esquinas y rectas de las modernas.

Pero que su diseño no te engañe, porque estas neveras vintage poseen la última tecnología, son exactamente como cualquier otra, pero más elegantes, que eso es lo que a nosotros nos interesa.

Queremos recordarte que hacemos uso de los canales de distribución de Amazon para poder adquirir tu frigorífico vintage o retro estés donde estés, y recuerda que los pagos son completamente seguros.

Además en nuestra web puedes disfrutar de una navegación segura que protege tus datos. La entrega es gratuita y puede ser en 24 horas (en función del producto).

Además de neveras retro o vintage, te encantará ver: