Saltar al contenido
TodoVintageyRetro

Espejos vintage y retro

¿Estás buscando comprar espejos vintage o de estilo retro? ¡Pues no buques más! Te hemos preparado la mejor colección de espejos de épocas pasadas que puedas encontrar online. Más de 1.000 artículos para que puedas hacer que tu hogar tenga un aire original y con personalidad como tú. Son tan bonitos y te van a gustar tanto, que querrás ponerlo en todas las estancias de tu casa:

Ver más espejos vintage

Por qué comprar espejos vintage y retro

Lo pongas donde lo pongas, en el salón, en el dormitorio o en el recibidor, un espejo vintage será el marco ideal para una imagen impecable.

Esta colección tiene una gran variedad de tendencias, así tendrás más para escoger y podrás decidirte por la elegancia de los espejos vintage dorados o la belleza y sobriedad de los espejos vintage en plata o blanco. Los hay redondos, cuadrados, grandes, más pequeños, etc.

Todos estos espejos vintage retro van a dar una distinción a tu manera de decorar y de llenar cualquier espacio con un encanto atemporal. Y si te miras en un espejo clásico y con encanto, te encontrarás más hermosa.

Como bien sabes, encontramos estos magníficos espejos hasta en los cuentos de toda la vida, espejos donde te puedes mirar y preguntarte quién es la más hermosa. Algunos de estos espejos vintage retro parecen surgidos de un cuento de hadas. Un espejo retro va a hacer que resalte el resto de la decoración de una habitación.

Qué tipos de espejos vintage o retro existen

Vas a deleitarte con este maravilloso abanico de espejos de hermoso estilo vintage fabricados especialmente en madera y acabados con bonitos efectos envejecidos o desgastados, que van a hacer que tu salón, dormitorio, pasillo o recibidor tengan un aspecto antiguo envidiable.

  1. Espejos retro, estos destacan por su austeridad y distinción, y algunos de ellos los podrás conjuntar con otras piezas del mismo muestrario.
  2. Espejos decorativos de estilo vintage, con ellos podrás dar un sugerente aspecto antiguo a tus estancias.
  3. Espejos vintage para pared o suelo con sus marcos de madera envejecidos o decapados, que son ideales para dar un sugestivo aspecto antiguo a las habitaciones de tu hogar.

Muchos de los espejos vintage son de metal envejecido o tienen marcos de madera. Hay gran variedad de colores para los marcos, pueden ser dorados o plateados, de madera, de estampado jean o de distintos colores. Estos espejos tienen diversidad de formas, pueden ser cuadradas, ovaladas, rectangulares u onduladas.

Los mejores espejos vintage y retro

Puedes colocar un espejo vintage en diversos lugares de tu hogar, porque quedan bien en cualquier sitio. Un mismo espejo puede ser idóneo y adecuarse a cualquier lugar y puede llegar a transformar todas las estancias de tu hogar como el dormitorio, el baño, el comedor o el pasillo.

Y además de esto, los espejos vintage dan la impresión de que agrandan el espacio, por lo que consiguen que una habitación pequeña parezca mucho más espaciosa.

En nuestra web encontrarás una selección de espejos vintage destinada a todos las tendencias de decoración. En nuestra tienda online de espejos puedes comprar:

  • Espejos vintage de madera
  • Espejos vintage grandes
  • Espejos maison du monde
  • Espejos vintage baratos
  • Espejos vintage dorados
  • Espejos vintage industriales
  • Espejos de mano vintage
  • Espejos decorativos vintage
  • Espejos ventana vintage
  • Espejos envejecidos
  • Espejos decapados
  • Espejos de sol vintage

Tienes que saber que los espejos vintage van a ser un elemento clave a la hora de decorar muchas habitaciones de tu hogar, por lo tanto, no te lo pienses mucho y elige uno de estos maravillosos diseños.

Espejos vintage baratos

Decorar un hogar no es una tarea sencilla ni barata, somos conscientes de ello. Pero si además quieres salirte de lo que hace todo el mundo (por ejemplo Ikea), puede ser un verdadero problema para tu presupuesto. Pero eso se acabó porque hemos buscado y seleccionado para ti una gama de espejos vintage baratos para que los precios no sean un impedimento.

Sin duda alguna, tu ilusión por tener una casa a tu gusto y bonita no puede verse apagada por no disponer del suficiente dinero. En nuestra web vas a poder comprar online espejos vintage económicos sin tener que renunciar por ello al mejor diseño y a la más alta calidad.

Somos más que una tienda online de espejos vintage

Si lo que te gusta son los espejos vintage online, aquí contamos con una gran variedad de ellos. En nuestro catálogo podrás encontrar espejos retro, de época y vintage.

En el repertorio de espejos que te mostraremos en nuestra web vas a hallar una detallada muestra de espejos decorativos que pensamos que embellecerán las habitaciones de tu hogar.

Que adquieras un espejo es algo sencillo, lo que no lo será tanto es elegir dónde lo vas a poner, porque lo querrás colocar en todo tu hogar.

Quién inventó el espejo y su historia

Está claro que los espejos vintage gustan a muchas personas. ¿Pero alguna vez te has preguntado quién inventó el espejo?. ¿Cuál es la historia del espejo?, ¿y su origen? Pues para responderte a estas y muchas preguntas sigue leyendo por favor:

Origen del espejo

El primer espejo utilizado por el hombre fue un disco  de obsidiana bien pulido, mineral laminado de procedencia volcánica, de color verde oscuro y aspecto vítreo. Asegura el poeta inglés John Milton, en su Paraíso perdido (1667) que Eva no fue expulsada del Paraíso por comer la manzana, sino que su pecado fue de vanidad: se prendó de sí misma al ver su rostro reflejado en el espejo del agua, como le pasó al mítico Narciso.

Los espejos de la Antigüedad eran de oro, plata, cobre, bronce y hierro y estaban vinculados al mundo femenino o al uso del templo. Eran espejos portátiles, símbolo de la coquetería femenina, con mango a menudo decorado y en forma de estatuilla de mujer acariciando un gato: así eran los espejos egipcios más populares hace cuatro mil años.

Los hebreos situaron un enorme espejo de acero a la entrada del templo de Salomón para que el sumo sacerdote pudiera contemplarse antes de entrar en lugar santo; era elemento relacionado con el ámbito del mundo de ultratumba.

En el mundo antiguo los espejos fueron, además de objetos de uso práctico, elementos mágicos consultados por los oráculos para conocer el curso de la enfermedad y del destino. Pausanias, geógrafo griego del siglo II menciona un espejo que había en el muro de un templo en el que los que se acercaban veían con nitidez las estatuas de los dioses que allí había.

Ha estado relacionado con la magia y la adivinación del futuro, usos y creencias que evolucionaron hacia la bola de cristal. Pausanias cuenta que en su tiempo se consultaba con un espejo maravilloso que había delante del templo de Ceres para conocer detalles sobre una enfermedad o un negocio.

Antes, en el VI a. C. surgió la catoptromancia o arte de adivinar  por el espejo. Ya entonces era peligroso dañarlo, a quien le sucedía veía acortada su vida. Varrón decía que el uso mágico del espejo procede de Persia.

Ya Pitágoras tenía uno, según la leyenda, con el que podía ver la cara de la Luna antes de que ésta apareciera en el cielo. En ese arte mágico quien ansiaba conocer su destino sostenía en las manos una vasija con agua donde se reflejaba su imagen.

Los romanos heredaron esta práctica, el miratorium, donde el arúspice leía el porvenir: si en el proceso adivinatorio la vasija caía y se hacía añicos la persona moriría pronto o tendría siete años de mala salud, circunstancia de la que proviene el mal fario de romper un espejo.

El astrólogo francés Nostradamus se servía todavía en pleno siglo XVI de los espejos mágicos. Los fenicios difundieron en el mundo mediterráneo antiguo el espejo de cristal desde Sidón hasta Cádiz, pero aquella novedad no hizo fortuna. La fuerza de la tradición, la resistencia a aceptar cosas nuevas hizo que se prefirieran los espejitos portátiles metálicos de superficie pulida, que acapararon el gusto de la gente. No era fácil desterrar los espejos metálicos.

Griegos, etruscos y romanos utilizaron láminas de bronce ligeramente convexas como espejo, que los dramaturgos grecolatinos llevaron a escena. Eurípides habla de Hécuba, la de los espejos de oro; y Sófocles representa a Afrodita mirándose desnuda en el espejo. Demóstenes, el gran orador griego, ensayaba sus discursos ante el espejo; y Jenofonte, en su Ciropedia,o Platón en su Timeo, hablan del espejo. Sin embargo Homero no los nombra, y eso que describe a la diosa Hera entregada a las operaciones propias de su tocador.

Se dice que el espejo ha sido un aliado femenino, y que fueron las mujeres las que fomentaron su uso. Algo hay de verdad en esto, pero se ha exagerado. Todo el mundo sabe que la coquetería es invento masculino relacionado con la liturgia sagrada y la realeza.

En una segunda estadía el espejo fue un arma en manos de la mujer, pero sólo de la mujer socialmente poderosa. En las casas pompeyanas del siglo I colocaban espejos grandes en los dormitorios para atizar el fuego de la pasión entre los amantes mientras ejercían, pero aquello era iniciativa masculina y no de la mujer.

Digamos de paso que este uso de apariencia tan moderna tiene al menos dos milenios de vigencia. Hubo también espejos de bolsillo, muy usados en Roma, como también el espejito que las damas llevaron sujeto a la cintura como pieza integrante del atuendo.

A Nerón le entusiasmaban los espejos y se hizo uno de esmeralda. La Edad Media dio de lado al espejo, pero no en ámbitos cortesanos. El rey de Francia Carlos V el Sabio dejó a su muerte, a finales del XIV, varios espejos enmarcados en oro con guarniciones de perlas y piedras preciosas, lo que da idea de la estima en que tales útiles eran tenidos. Y el papa Bonifacio VIII ofrecía a finales del siglo XIII espejos a quienes quería mostrar su estima.

Quién inventó el espejo

Hasta el siglo XIV no comenzaron a imponerse los espejos de vidrio; por entonces las cofradías alemanas de espejeros los fabricaban con gran capacidad de reflexión .Ya en el siglo XVI se generalizó el espejo de cristal en Venecia.

Se trataba de un cristal puro y uniforme, tan perfecto que encareció el producto y disparó de tal modo los precios que un espejo veneciano propiedad del ministro de Luis XIV, J. B. Colbert, se tasó en el siglo XVII en tres veces más dinero de lo que se pagaba por un cuadro de Rafael.

A Colbert le había contagiado su afición a los espejos el Rey Sol, que poseía según inventarios hechos durante su reinado más de quinientos espejos de gran valor y belleza.

Por su parte Isabel I de Inglaterra advertía enfadada: “Los espejos dicen siempre la verdad”, y se negaba a mirarse en ellos para no constatar los estragos que el tiempo causaba en su rostro. El suyo era un caso de vanidad al revés: no quería darse cuenta de cómo cada año era menos hermosa.

Pero el auge del espejo comienza a finales del XVII en Francia, donde se halló la forma de fabricar cristal en grandes planchas y se abarató el producto. El invento definitivo tendría lugar en 1835 con el hallazgo del proceso químico del azogado o revestimiento posterior de las láminas cristalinas.

Curiosidades sobre espejos antiguos

Las creencias populares sobre el espejo son numerosas. Hace dos mil años se decía en Roma que era malo para un enfermo mirarse en un espejo, sobre todo en la oscuridad, porque los malos espíritus arrastran al mundo de las sombras a quien osa hacerlo.

Jámblico, novelista griego del siglo II, aconsejaba en sus Babilónicas: No te mires en el espejo si hay junto a él una lámpara encendida: la mujer que lo hiciera podía darse a sí misma el mal de ojo. Los griegos se mostraban nerviosos ante un espejo roto, superstición que sigue vigente; es conocida la obsesión que tuvo Napoleón con los espejos rotos.

Las amas de cría defendían antaño a los niños de pecho contra el mal de ojo colocando espejitos sobre su frente: el espejo reenviaba la fascinación a aquél de quien procedía.

Las muchachas casaderas se sentaban antaño a media noche entre dos espejos y poniendo una vela delante de cada uno de ellos decían tres veces: “Aparezca el que ha de ser mi esposo”, y el espejo reflejaba su rostro. También se empleaba esta técnica para saber qué hace la persona amada ausente.

Qué significa espejo

La palabra espejo es una voz latina: de speculum, a su vez del verbo spicere= mirar, de donde se dijo especular, verbo cuyo significado inicial fue “observar el cielo”, es decir, seguir el movimiento de los astros para derivar de ello el destino de las personas.

De todo esto se deduce que el espejo, como lámina reflectante, está cargado de símbolos alusivos al conocimiento. Aparece entre las glosas del Monasterio de San Millán, donde se lee spillu hacia el año 950.

Además de espejos retro o vintage, también tenemos: